– ¿cómo fueron sus inicios en el sector del mueble y del hábitat?

Heredé el negocio de mis padres en el 1992. En esos años había una gran demanda y poca oferta. Aprendí desde abajo, montando muebles, pintando los locales, limpiando las tiendas, etc.

-¿cómo afrontó la crisis y qué hizo para poder seguir adelante?

Cuando empezó la crisis, tenía 4 tiendas, 1 almacén, 1 camión y una furgoneta, y no tenía deudas con las entidades bancarias. Me fie de los “brotes verdes” y ese fue mi error. Monte una distribuidora con mi almacén, los camiones y el personal, contrate a varios representantes, pero al ser una crisis tan larga y profunda no me quedó más remedio que cerrar esta empresa paralela y cerrando todas las tiendas, menos la de toda la vida. Al tener propiedad pude hipotecar para afrontar todos los pagos.

– En su opinión, ¿en qué tenemos que mejorar los empresarios que nos dedicamos al hábitat en nuestra comunidad autónoma?

Nos tenemos que especializar en un sector dentro del mundo del hábitat.

-¿y nuestros puntos más fuertes?

Estamos en una gran ciudad europea, con una gran afluencia de turistas nacionales e internacionales, y contamos con una gran cantidad de funcionarios de Estado.

-¿Cómo han cambiado los hábitos del consumidor durante estos últimos años?

Antes se valoraba más que ahora los muebles que se ponían en el hogar. El cliente conoce sus derechos como consumidor y reclama.

-¿Este cambio le ha obligado a reciclarse como empresario?

Si. E tenido que aprender todo lo referente a creación de páginas web y diseño por ordenador.

-¿cómo ve el futuro de nuestro sector a medio plazo?

Soy optimista. si el consumidor compara calidad y servicio y no solo el precio.

– ¿Por qué dio el paso y decidió ser presidente de la asociación?

Porque tengo la necesidad de proteger un modelo de negocio de que dependen tantas familias, igual que la mía.

Es una lástima ya que ves cómo han ido cerrando las tiendas de muebles.

-¿por qué recomendaría a sus compañeros de colectivo a incorporarse a nuestra asociación empresarial?

No es lo mismo negociar con la comunidad o con el ayuntamiento de Madrid, con 50 asociados que con 500, como ejemplo pongo al sector del taxi, cuando tienen un problema, todo el mundo les escucha, incluso salen en las noticias.

-Los retos y objetivos de la asociación CHM

Primero, asociar al mayor número de tiendas para tener más fuerza ante las administraciones. Segundo pedir la desgravación fiscal junto con CECOMU. Tercero, asesorar, y cuarto, defender en las reclamaciones de consumo.

-Alguna cosa más que quiera contarnos, Santiago?

Me pongo al frente de la Asociación con el fin de apoyar iniciativas positivas para el sector como campañas publicitarias, ferias, revistas sectoriales, defender a las tiendas antes los fabricantes o clientes. Para ello cuento con el apoyo de los gerentes de varias tiendas que lo hacemos con una gran ilusión y poniendo nuestro tiempo y a veces nuestro dinero.